Descripcion

Sorprendí a mis dos compañeras de escuela almejeándose en el auto del padre de una de ellas.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars 1 votos
Cargando...
125

Salía de la escuela cuando pasando por el estacionamiento vi como estas dos pendejas zorras estaban almejeándose a la visa de cualquiera. Las dos putitas son compañeras mías y la verdad es que se les nota a la legua que son dos flores de trolas alzadas. Cuando las ví de lo más entusiasmadas haciendo de las suyas en el auto del padre de una de ellas, la poronga se me puso tan dura que yo también quise sumarme a esa fiesta que habían armado estas dos atorrantas. Antes de entrar de una en ese auto a empomármelas a las dos a la vez, quise ver un ratito más cómo se chupaban bien la conchita jugosas.