Descripcion

Se ve que la zorra de mi empleada doméstica tenía muchas ganas de que me la cogiera.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Cargando…
160

Roxana es mi empleada doméstica desde hace un par de meses y la turra más atrevida que conozco. La mina no tiene filtro. No le importa que mi jermu sospeche de algo sino que directamente me tira los perros no importa el momento del día en que nos crucemos por la casa. Es así que decidí sacarme las ganas de probar la concha de esta flor de puta de Isidro Casanova y me la empomé una tarde que mi nos quedamos a solas en casa. La yegua en celo estaba tan entusiasmada con eso de que se la estaba garchando el patrón que no paró de pedirme que le metiera la pija cada vez más fuerte.