Descripcion

Me garché de prepo a mi empleada doméstica y la hice chillar como una chanchita.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars 5 votos
Cargando…
223

Mi empleada doméstica es una tucumana bien salvaje, con un lomo hermoso, que ace rato que tengo ganas de probar de una buena vez. Esta vez mi jermu nos dejó a solas en la casa y enseguida supe que esa era mi oportunidad para darle murra a la perra en celo de una vez. La agarré justo cuando estaba haciendo mi cama así que la tiré sobre el colchón sin mediar palabra alguna. Al principio la mina se puso un poco reacia conmigo pero cuando entendió que yo no iba a salir de encima de ella, es que decidió relajarse y gozar mientras yo me la empomaba por todos los agujeros y se los llenaba bien de leche.