Descripcion

Me garché con todo a la perra alzada de mi novia y me aseguré de dejarle ese culo hermoso lleno de semen calentito.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars 3 votos
Cargando…
46

La puta de mi novia cayó en mi casa con unas ganas de garchar terribles. Al toque me empezó a calentar la pava y yo no le pude decir que no a una trola en celo como ella. Es así que enseguida corrí las cortinas para que los vecinos no pudieran chusmear nada, y ahí nomás le pedí que se quedara en bolas. La conchuda estaba tan caliente ese día que ni previa me pidió que le haga, sino que directamente se abrió bien de gambas y se metió mi pija de una por la concha que, para ese momento, ya estaba casi chorreando el jugo de lo excitada que estaba la turra.