Descripcion

¡Lo bien que hice cuando contraté a esta pendeja misionera bien putita para que limpiara mi casa, no tiene nombre!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars 2 votos
Cargando...
127

Mi jermu y yo fuimos a Misiones el año pasado a pasar unas vacaciones y terminamos trayendo a esta putita atorranta que estaba muy necesitada de laburo. Se nos ocurrió que podríamos tenerla como mucama cama adentro para que le mandara plata a su familia y eso fue lo que hicimos. Si bien al principio yo no estaba muy convencido, la putita se encargó de que cambiara de opinión enseguida. Cuando descubrí que la trola es toda una hembrita en celo que tiene una argolla muy apretada sólo para mí, las dudas que tenía sobre la atorranta se disiparon así que me la empecé a empomar como loco cada vez que mi jermu se iba a trabajar por la mañana.