Descripcion

Llegué del boliche de frente a cojer con mi hermana

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Cargando…
59

Llegué a mi casa medio borracho después de una noche de fiesta con los pibes del barrio y lo primero que vi cuando abrí la puerta fue a la putita de mi hermana tirada en el sillón, después de su propia noche de fiesta con las putas de las amigas, a medio vestir y con la tanga que se le veía de lo corta que tenía la pollera. La poronga se me puso dura al toque y la verdad es que no me pude aguantar las ganas terribles de ponerla que tenía. Es por eso que, después de perseguir a esta pendeja trola por el pasillo de mi casa, es que logré alcanzarla y correrle hacia un costado la tanga para que me entregara el ojete.