Descripcion

La putita que me levanté en un bar de Ramos Mejía tiene una tanga digna de una zorra como ella.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars 1 votos
Cargando...
189

Esta putita coincidió conmigo en un bar de Ramos Mejía y empezamos a charlar sobe la nada misma hasta que le vi de refilón que se le asomaba por debajo del jean que tenía puesto una tanga bien guerrera que gritaba que quería que se la cogieran. Cuando le vi la tanga rosa chicle asomando por el pantalón supe enseguida que solamente una flaca regalada podía ponerse eso para salir así que la invité a mi casa para seguir la charla un poco más privada. No sólo fue conmigo sino que ni bien llegamos la zorrita se sacó todo menos esa famosa tanga, para que me la pudiera empernar con ese hilo dental puesto.