Descripcion

La flaca atorranta no paró de gemir como una cerda mientras me la cogía

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars 1 votos
Cargando…
118

Esta flaca atorranta es una putita que me levanté en un boliche de la costanera de Paraná, en Entre Rios. Me habían hablado que la noche en la ciudad se ponía un poco picante pero nunca me imaginé que la suerte iba a hacer que me cruzara con esta flor de puta, lista para que el primero que se le atravesara por el camino se la cogiera por todos los agujeros. Tan fácil era que hasta me llevó a la casa para que no gastara en telo. Claramente una gauchada así merece un agradecimiento como la gente así que me aseguré de darle la murra que tanto andaba buscando a la zorra. Con ustedes, Carolina, la más puta de todo Paraná.