Descripcion

Cuando vi el hilo dental que tenía por tanga, al toque le tuve que dar murra a esta puta.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Cargando…
160

La atorranta de mi novia cayó de visita a mi casa con la idea de tomar unos mates. Cuando pasé detrás de ella y vi que le asomaba del jean una especie de hilo dental, al toque supe que la guacha se había venido preparada para la guerra. Es así que sin mediar palabra, la levanté y me la llevé derecho para la habitación, donde lo primero que hice fue tirarla sobre la cama culo hacia arriba, cosa de que me quedara bien a mano ese ojete goloso que tiene y que seguramente estaba listo para que me lo empomara con todo. La conchuda, lejos de poder resistencia a la situación, se gimió la vida con cada pijazo que le fui metiendo.