Descripcion

Cogiendo de parado a mi dulce sobrina mientras todos almuerzan en la casa

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars 2 votos
Cargando…
133

La pendeja zorra de mi sobrina ya está grande y le quiere demostrar al tío que es toda una hembrita en celo. Es por eso que cada vez que tenemos la oportunidad termino dándole flor de murra a la pendeja. Cuando más adrenalina y riesgo de que nos enganchen con las manos en la masa, más se calienta la muy putita así que esta vuelta se me ocurrió darle matraca en el lavadero de la casa de mi hermana, mientras el resto de la familia estaba en el comedor, comiendo el asado del domingo. A la turra se le escarparon un par de gemidos un poco fuertes pero por suerte, una vez más zafamos de que nos pesquen.